Año Nuevo se dice Oshōgatsu

A modo de agenda, de ayuda memoria, o simplemente para seguir viajando (aunque más no sea desde mi casa) voy a iniciar una nueva sección en el blog en la que dejaré asentados los lugares de Japón que me gustaría visitar algún día, las cosas que todavía tengo pendientes de hacer, los momentos con los que sueño. Y para inaugurar la sección, vamos a imaginar un Japón invernal.

Cuando uno piensa en el invierno japonés, suele pensar en Sapporo, las esculturas de hielo, los festivales de nieve. Hay varios festivales de invierno en el norte de Japón a los que me gustaría asistir.

Pero hay otro momento invernal tan fascinante como ese, el que más ganas me dan a mí de vivir: el Oshōgatsu, o Año Nuevo japonés.

seguir leyendo

Anuncios

Escribir en Japón

Pesentación de Hojas que caen sobre otras hojas, de Miguel Sardegna

El mes pasado se presentó Hojas que caen sobra otras hojas, de Miguel Sardegna, un libro de cuentos de temática japonesa editado por Conejos. Me convocaron para participar en la presentación, y se me ocurrió mostrar la cocina, abrir un poco las cortinas e invitarlos a espiar bambalinas.

Esto es lo que leí.

seguir leyendo

Cinco alojamientos tradicionales

La variedad de opciones de alojamiento que ofrece Japón es enorme. Hoteles y pensiones de estilo occidental o japonés, desde una habitación común y corriente en un hotel como el de cualquier lugar del mundo, hasta un sillón en un manga café o un colchón metido en un hueco en la pared de algún hotel cápsula. Hay opciones para todos los gustos y bolsillos.

Ya hablaremos de alojamiento económico, pero hoy me quiero detener en formas de vivir el Japón tradicional por la noche, cuando uno vuelve de patear la ciudad y absorber información a lo loco, cuando uno se guarda y se dispone a recuperar energías para volver a correr al día siguiente. Acá va mi lista de cinco opciones de alojamiento tradicional en Japón.

seguir leyendo

Cinco aves japonesas

Uno de los pasatiempos que sigo desde hace ya unos cuantos años es la observación de aves. Siempre viajo con largavistas y con algún libro de aves bajo el brazo; y guardo registro de todas las aves que he visto, en Argentina y en otros países. En Japón no les dediqué tanto tiempo como es habitual. Había tanto para ver, que la paciencia y el tiempo requeridos para la observación por momentos resultaban imposibles. Además, corría con la desventaja de no contar con un libro de aves en un idioma conocido para mí, que me ayudara a identificar las especies con las que me iba cruzando. Pero saqué algunas fotos y ya de regreso en Argentina, con la ayuda de San Google, me senté a identificarlas.

AVES

Algunas permanecen anónimas, a la espera de que logre descubrir cómo se llaman. Pero he logrado reconocer unas cuantas.

En sintonía con mis listas de cinco, dejo aquí cinco de mis avistajes en Japón. En este recorte, incluyo aves que únicamente pueden verse en países de Oriente.

seguir leyendo

PRIMAVERA EN JAPÓN – DÍA 19 (Takayama)

miércoles 14 de abril

Nos levantamos temprano. Nuestro hospedaje nos sirve un desayuno japonés, con mucha verdura, tofu, sopa de miso y fruta. Se escucha a los niños de la casa en la cocina. Todos los huespedes desayunamos juntos en el mismo lugar donde cenamos, rodeando el hogar. Alguien hace el comentario de que “mientras nosotros desayunamos al estilo japonés, los niños en la cocina seguro que comen corn flakes”.  ¿Comerán corn flakes los niños de la casa?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Queremos dar una última vuelta por el pueblo, así que nos aseguramos de tener todo el equipaje en orden y salimos a la calle. La mañana nos recibe con los techos llenos de nieve. Todo está cubierto de blanco. Las nubes bajas ocultan la montaña. Subimos hasta el mirador del pueblo para apreciar el paisaje nevado antes de dejar Ainokura.

Ya se nos está acabando el viaje. Mañana volvemos a Tokyo, para tomar nuestro vuelo de regreso. Pero antes nos queda visitar un lugar más. Viajaremos durante toda la mañana para asistir al festival de Takayama, considerado uno de los más bellos de Japón. Se celebra en Takayama (de ahí el nombre) dos veces al año, en primavera y en otoño.

seguir leyendo

PRIMAVERA EN JAPÓN – DÍA 18 (Shirakawa-go y Gokoyama)

martes 13 de abril

Shirakawa-go y Gokoyama son dos regiones vecinas que se emplazan a lo largo del valle del río Shogawa. Las dos se distinguen por sus aldeas tradicionales, productoras de arroz, y por sus casas de estilo gassho-zukuri, cuyos techos recuerdan las manos de un monje budista en oración. Construidos sin clavos y cubiertos de una espesa capa de paja, están diseñados para aguantar el duro invierno de la zona.

El pueblo más importante de Shirakawa-go, y el más famoso y grande del valle, se llama Ogimachi. Desde Kanazawa se tardan setenta y cinco minutos en colectivo, por caminos de montaña. Llegamos a media mañana. Se nota la diferencia de temperatura. Está mucho más fresco e incluso cae una pequeña nevisca.

seguir leyendo

Cinco juegos japoneses

En casa nos gustan mucho los juegos de mesa, desde las cartas y el TEG hasta palabras cruzadas y ajedrez. Y, como no podía ser de otro modo, tenemos también nuestros sets de juegos japoneses, algunos comprados aquí, otros traidos de Japón.

IMG_20170319_124034820

Hace un tiempo publiqué una lista de cinco regalos japoneses. Un juego de mesa tradicional no solo es un buen recuerdo, sino también otra buena opción para regalo, si uno quiere hacer algún regalo especial, porque en general son más costosos que mis recomendaciones anteriores.

Va aquí una lista de juegos tradicionales japoneses.

seguir leyendo

PRIMAVERA EN JAPÓN – DÍAS 16 y 17 (Kanazawa)

domingo 11 y lunes 12 de abril

Nos toca despedirnos de Kyoto. Después de nuestro paso obligado por la panadería, para comparar mis facturas de flor de cerezo, nos dirigimos hacia la plataforma de trenes donde nos tomaremos el Ltd. Exp. Thunderbird hacia Kanazawa, en la costa oeste de Japón.

El viaje dura poco más de dos horas. Llegamos antes del mediodía, dispuestos a disfrutar la tarde. Por desgracia, Kanazawa nos recibe con una lluvia torrencial.

Hecho el check-in, intentamos dar una vuelta, aunque más no sea por las cercanías del hotel. Nos detenemos en las vidrieras de varias tiendas de kimonos. Kanazawa es famosa por sus hermosos kimonos teñidos a mano. Pero la lluvia es tan frente que pronto tenemos que tomar refugio en un McDonald’s. Me pido un menú especial de Japón, con una suerte de hamburguesa de gambas, langostinos o algo por el estilo. Miguel va por una opción más tradicional. Comemos a la espera de que el clima mejore un poco, pero no tenemos suerte. Hoy nuestro paseo se limitará al McDonald’s y al shopping de la estación, que está al lado del hotel, antes de recluirnos definitivamente en nuestra habitación. A favor, no viene mal acostarse temprano y recuperar energías despúes de medio mes tan agitado.

seguir leyendo

Cinco libros de Japón

En un posteo anterior hice referencia a los libros japoneses que esperan en nuestra biblioteca a que hayamos adquirido los conocimientos indispensables para atrevernos a abrirlos. Quizás algún día podamos hacerlo, quizás no… en cualquier caso, si nunca llegamos a leerlos, no será porque no los tengamos a nuestra disposición. Ahí están esperando, e incentivándonos día a día para que sigamos estudiando japonés.

Difícilmente se pueda recomendar algo que todavía no se ha leído, así que esta selección de mis cinco compras preferidas  (porque no son en realidad cinco libros, sino más) no es tanto una recomendación, como una declaración de intención.

seguir leyendo

PRIMAVERA EN JAPÓN – DÍA 15 (Otsu)

domingo 11 de abril

Último día en Kyoto, pero no lo pasaremos en Kyoto. Nos tomaremos un tren hasta la ciudad vecina de Otsu, a orillas del lago Biwa, que lleva ese nombre por su supuesto parecido con la forma del instrumento.

Otsu albergó a dos grandes escritores. Matsuo Basho vivió un tiempo en esta ciudad, poco antes de morir, y sus restos descansan aquí, en el templo Gichu-ji. Pero nosotros venimos a otro templo, el Ishiyama-dera, asociado con una de las grandes poetas clásicas de Japón: Murasaki Shikibu.

seguir leyendo