La prueba del delito

En nuestro viaje anterior a Japón descubrí la Fanta Grape. Me di el gusto de tomar en cantidades industriales, porque en Argentina no se consigue, al menos no fácilmente. Y mientras planificábamos nuestro segundo viaje, ya empezaba a ponerme ansiosa. ¡Iba a volver a tomar Fanta Grape!

Una vez en Japón, Miguel decidió sacar fotos de cada una de las botellas o latas que comprara (porque viene en una gran variedad de formatos), para guardar registro de mi adicción. He aquí el resultado.

fanta

Hay colado por ahí un nuevo descubrimiento: la Fanta de melón. Debo admitir, que con lo predispuesta que estoy siempre a probar cosas nuevas, esa no me gustó tanto.

En cualquier caso, queda claro por las fotos que me controlé bastante. Pensé que iba a terminar habiendo muchas fotos más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s