Cinco diferencias entre santuarios y templos

Suele existir una gran confusión acerca de las religiones que se profesan en Japón, y acerca de las imágenes y edificaciones que correspondan a cada una de ellas. Las dos principales religiones son el budismo y el shintoísmo, y si bien la mayoría profesa ambas religiones y en algún momento estuvieron íntimamente ligadas, difieren en sus objetos de devoción, en sus cultos y en sus tradiciones.

El kanji de templo budista es寺, tera, dera o ji, dependiendo de la lectura que corresponda al contexto. Los edificios en los que se profesa el shintoísmo se identifican con kanjis completamente distintos: 神社 (jinja) o神宮 (jingu). Convencionalmente, a estos últimos se los traduce como santuarios. Templo y santuario, por consiguiente, no son lo mismo y hay características que diferencian claramente a unos de otros.

La arquitectura

Lo primero que se suele encontrar uno al entrar tanto a un templo como a un santuario es una puerta.

A las puertas de acceso a los templos se las conoce como mon, son grandes estructuras de madera, generalmente custodiadas por guardianes. Sin embargo, no todos los templos las tienen. Son más propias de los primeros templos budistas. Algunos tienen puertas sin guardianes, otros no las tienen siquiera y otros tienen no una, sino dos o más puertas que separan distintas áreas del templo.

20 011 - Ishiyamadera 15 066 - Parque de Nara

En los santuarios, en cambio, nos recibirá una puerta torii, que no necesariamente está justo delante del santuario. Puede estar varias calles antes o en el agua, en el caso de santuarios construidos a orillas del mal o de algún lago. Incluso puede haber varios torii que indiquen el camino hacia el santuario o que, desde el santuario, se adentran en el monte, como es el caso del santuario Fujimi Inari, en Kyoto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero esa no es la única característica arquitectónica que permite diferenciarlos.

Muchas veces, se puede distinguir que uno está ante un templo por la presencia de una pagoda, torre alta, de varios pisos, con techo en cada uno de ellos, aunque no todos los templos la tienen. Y luego se disponen a lo largo del predio varias edificaciones, entre las que se encuentra la sala principal, con la imagen de buda.

13 027 - Templo Toiji - Kyoto 06 058 Senso-ji - Asakusa - Tokyo

Otro de los elementos que distinguen muchos templos desde lo arquitectónico y lo paisajístico son los jardines verdes y los de piedra, estos últimos especialmente en los templos de la secta zen, aunque los hay también en templos de otras sectas budistas. Y además de los jardines, los cementerios y los hermosos paneles pintados que suele haber en muchos templos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el caso de los santuarios, si bien su característica arquitectónica más distintiva es el torii, además de la sala o el altar cerrado que contiene a kami, en muchos de ellos hay un gran escenario donde se representan obras de teatro tradicional, danza y música. Supongo que esto tiene que ver con el espíritu del shintoísmo, que es una religión alegre y festiva.

10 127 - Tsurugaoka Hachimango - Kamakura 14 181 - Santuario Yasaka-jinja - Kyoto g 186. 19jul. Miyajima-Santuario Itsukushima

Por otra parte, suelen ser más coloridos que los templos. No necesariamente es así, pero muchos santuarios y los torii que conducen a ellos, son rojos.

El objeto de devoción

En la religión budista se venera a Buda y por extensión a los Bodhisattva, personas que han seguido con éxito el camino de Buda. En el salón principal del templo habrá una imagen de Buda, que pueda estar acompañada por otras imágenes. No siempre se trata de una enorme estatua. A veces es una pequeña imagen en un altar, otras ni siquiera se lo ve. En otros pabellones o dispersos por los jardines del templo también se suelen encontrar estatuas e imágenes de Buda o de algún Bodhisattva, como Kannon o Jizo, por ejemplo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el salón principal de un santuario, en cambio, uno no se encontrará con ninguna imagen, nunca. El concepto de kami es complicado, todavía me cuesta entenderlo, a pesar de haber leído al respecto y de haber comprado en Japón un libro acerca de shintoísmo escrito por un sacerdote para informarme de primera fuente. A riesgo de meter la pata con mi explicación, me atreveré a decir que se designa con el término kami tanto a una fuerza como a espíritus superiores. A veces se personifica en deidades o personas deificadas, pero muchas veces hace referencia al fenómeno de crecimiento mismo. Kami está en todos lados, en las piedras, en la naturaleza, en todos nosotros.

Por eso, en el santuario, en lugar de una imagen, lo que hay es un objeto que contiene a kami, conservado en un lugar cerrado, al que no puede acceder el público. Otras veces, el objeto venerado puede estar afuera: una roca, un árbol o toda una montaña.

g 295. 19jul. Kyoto-Kitano Tenmangu i 147. 21jul. Amanohashidate Sandbar

Los guardianes

Los guardianes de los templos son los niō o guardianes de Buda. Son considerados Bodhisattva y se los suele encontrar en la puerta de entrada al templo. Lo más habitual es que haya dos guardianes. Por lo general, el de la derecha —con su boca abierta— representa el nacimiento, el principio de la vida. El de la izquierda tiene la boca cerrada y representa la muerte. Sin embargo, en muchos de los templos que hemos visitado estaban al revés.

g 36. 19jul. Miyajima-Templo Daisho-in g 35. 19jul. Miyajima-Templo Daisho-in

En los santuarios, estos guardianes son reemplazados por animales. Generalmente leones o perros, aunque en ocasiones pueden ser otros. La variación más frecuente es el zorro, que custodia todos los santuarios dedicados a Inari.

c 115. 15jul. Kyoto n 10. 27jul. Tokyo- Shibuya-Tamatsukuriinari Shrine

Otros elementos

En muchos templos se ven ofrendas, especialmente en los templos dedicados a Jizo, protector de los niños que han muerto: dulces, juguetes, molinetes de viento, koi nobori (mangas o banderas con forma de peces carpa), piedras apiladas.

Un elemento frecuente en templos es el incensario, que suele estar ubicado frente al pabellón de Buda, y sirve como medio de purificación.

06 071 Senso-ji - Asakusa - Tokyo

En los santuarios, en cambio, la purificación se hace a través del agua y de los shide.  A la entrada de los santuarios siempre hay una fuente donde los devotos se lavan las manos y la boca antes de entrar a terreno sagrado. Estas fuentes, sin embargo, también pueden encontrarse en templos, aunque no a la entrada, sino ya dentro del predio, cerca del pabellón principal.

b 61. 14jul. Kyoto-Santuario Heian

Los shide son tiras de papel cortadas de una manera especial. Se los ve combinados con shimenawa —cuerdas de paja de arroz—, rodeando la fuente donde uno se purifica a la entrada, o colgando del torii, del hall principal o de árboles y rocas sagradas que contienen a kami. Sirven como barrera contra los malos espíritus.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También se suelen ver en los santuarios grandes barriles el sake apilados. Obtenido a partir del arroz, el sake es usado como ofrenda a kami para pedir por buenas cosechas, y se asocia mucho a rituales y festividades tradicionales japonesas, muy emparentadas con el shintoísmo.

05 053 - Santuario Tosho-gu - Nikko

Monje o sacerdote

No siempre se los ve, ni a los monjes ni a los sacerdotes, pero la vestimenta que usan también tiene sus diferencias.

En el caso de los monjes, la vestimenta puede variar dependiendo de la secta y de la ocasión. Pero en líneas generales, podemos decir que lo que caracteriza a los monjes japoneses es el uso de un kimono oscuro más corto, al que se lo denomina koromo, sobre otro kimono que sobresale por debajo, generalmente blanco o gris.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En ocasiones se envuelven con un kesa sobre el kimono, una túnica que cubre un solo hombro, o usan un rakusu, un pequeño rectángulo de tela sobre el pecho que reemplaza al kesa. En especial si uno pasa la noche en un templo, es posible llegar a verlos vistiendo samue, su ropa de trabajo, que consiste básicamente de un pantalón y una chaqueta cruzada de algodón.

En los santuarios, a los sacerdotes se los verá vestidos con hakama, un largo pantalón con pliegues que se usa sobre el kimono. Durante ceremonias, sobre el hakama, usan un kariginu, una prenda de color abierta a los costados, con cuello cerrado y mangas muy amplias, o bien un jōe, que es como un kariginu pero blanco, y un sombrero eboshi. Su vestimenta se remonta a la que se usaba en la corte durante el período Heian.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es incluso más frecuente ver a jovencitas vestidas con hakama rojo y el pelo atado con una cinta roja o blanca. En ceremonias usan una especie de haori, pero abierto a los costados y con mangas muy amplias. Son las miko, o sacerdotisas. Se las suele ver asistiendo en ceremonias, o en las ventanillas donde venden talismanes, muchas veces haciendo caligrafía.  Suelen ser las hijas del sacerdote o mujeres jóvenes y solteras de la familia.

05 095 - Futarasan - Nikko 10 126 - Tsurugaoka Hachimango - Kamakura

Dicho todo esto, uno siempre puede encontrarse con cosas que lo desorienten un poco: un torii marcando la presencia de un pequeño altar shintoísta en los jardines de un templo, dioses shintoístas custodiando puertas mon, o un santuario en medio de los pabellones de un templo, como es el caso del santuario Hiei en Yamadera. Incluso templos donde la imagen de Buda permanece escondida al público, a la manera de un kami. Del mismo modo, es posible llegar a encontrarse con una pagoda en un santuario, como por ejemplo en los santuarios Toshogu de Nikko o en el Senjokaku de Miyashima.

Esto se debe al sincretismo que existió entre ambas religiones hasta la era Meiji, cuando las religiones fueron separadas. Ese sincretismo ha dejado sus huellas e incluso persiste en algunas prácticas, como la presencia en muchísimos templos de papeles de la fortuna (omikuji) y tabletas de la suerte (ema), más propias del shintoísmo, o los omamori (amuletos de la suerte), que nacen de una fusión entre amuletos budistas y shintoístas y hoy se consiguen tanto en santuarios como en templos.

Bello sincretismo que gusta de romper reglas, o de inventarse las suyas propias.

Anuncios

One thought on “Cinco diferencias entre santuarios y templos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s