PRIMAVERA EN JAPÓN – DÍA 15 (Otsu)

domingo 11 de abril

Último día en Kyoto, pero no lo pasaremos en Kyoto. Nos tomaremos un tren hasta la ciudad vecina de Otsu, a orillas del lago Biwa, que lleva ese nombre por su supuesto parecido con la forma del instrumento.

Otsu albergó a dos grandes escritores. Matsuo Basho vivió un tiempo en esta ciudad, poco antes de morir, y sus restos descansan aquí, en el templo Gichu-ji. Pero nosotros venimos a otro templo, el Ishiyama-dera, asociado con una de las grandes poetas clásicas de Japón: Murasaki Shikibu.

Nos dirigimos entonces hacia el sur de la ciudad. En el río Seta, bordeado por cerezos en la orilla opuesta, practican remo y andan en kayak.

A unas pocas calles del río, nos recibe la puerta mon del templo, con sus bodhisattva guardianes. A uno costado hay varios puestos de souvenirs docarados con las coloridas cortinas que se ven en muchos templos budistas japoneses.

Ishiyama-dera es conocido por la gran cantidad de flores que hay en su jardín, y que varían dependiento de la época del año. A nosotros nos tocan los cerezos en flor, de distintos tipos, azaleas púrpura y camelias. Uno se imagina a las poetas de la corte Heian escribiendo tanka en este parque.

De hecho, dicen que es acá donde Murasaki Shikibu empezó a escribir su Genji Monogatari (traducida como La historia de Genji o La novela de Genji), la primera novela de la historia, bastante anterior al Quijote de Cervantes. En el pabellón principal hay una pequeña sala, la habitación de Genji, con una maqueta de Murasaki escribiendo, a quien se le puede orar y dejar monedas de ofrenda.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los ema, aquellas tablitas de madera para pedir deseos de las que ya hemos hablando en otra entrada, llevan la imagen de Murasaki y también hay una estatua de la poeta subiendo una de las colinas del jardín.

Después de comprar algunos regalos y recuerdos, volvemos a la estación y nos tomamos un tren hasta las cercanías del Monte Hiei, donde visitaremos otro templo: el Enraku-ji, de la secta Tendai, uno de los tres templos más importantes de Japón. Desde la estación Sakamoto caminamos por una calle coloreada por las flores de sakura hasta el cablecarril que usaremos para subir el monte. En rigor de verdad, deberíamos decir que al templo se accede desde Otsu, pero está en Kyoto, justo en el límite.

Enraku-ji en realidad no se trata de un templo sino de un complejo, todo el monte Hiei podría ser considerado Enraku-ji. En su momento de mayor apogeo contó con más de tres mil edificaciones, incluidas viviendas y demás. Fundado por el monje que introdujo la secta desde China, fue el lugar en el que estudiaron los fundadores de otras sectas posteriores. Contaba con un ejército de monjes guerreros que luchaban contra otros templos y líderes políticos. Al perecer cada tanto bajaban hasta Kyoto y la saqueaban, hasta que fueron derrotados por Nobunaga en 1571.

La mayoría de los edificios son reconstrucciones del período Edo, ya que con la invasión de Nobunaga no solo murieron casi todos los monjes que habitaban el complejo sino que unos cuatrocientos templos fueron incendiados.

Si bien se llega a apreciar la vista hacia el lago, la cima del monte está cubierta de bruma. Los árboles se ven desdibujados, como fantasmas detrás de la niebla. Hoy nos ha tocado una atmósfera muy a tono con la historia del templo.

De regreso en Kyoto, cenamos pasta en la estación de tren: tallarines con hongos enoki. El restaurante tiene una dinámica que me resulta impensable en otros países, o al menos en Argentina. Ofrece tres tamaños de plato: medium, large y extralarge. El precio es el mismo para los tres, pero uno pide el que corresponda dependiendo de lo que tenga pensado comer: 780 yenes, algo así como 7 dólares, o 110 pesos argentinos.

Muertos de hambre después de haber pasado todo el día caminando sin detenernos a almorzar, nosotros pedimos dos XL. Muy rico. Pasta a la italiana, pero con un toque local.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s