Un ojo para nuestro daruma

Cuando visitamos Miyajima, durante nuestro último viaje a Japón, nos compramos un daruma. Nos encantan los daruma.  Este muñeco, que representa al fundador del budismo zen Bodhidharma (o Daruma en japonés), es un amuleto especial. A diferencia de otros amuletos, estos ayudan a cumplir objetivos. No estamos hablando de deseos, sino de objetivos que implican un esfuerzo por parte nuestra. La tradición es pintarle un solo ojo cuando nos hemos propuesto algo, y conservarlo como recordatorio de lo que queremos lograr para que nos sirva como estímulo y fuente de energía. Una vez alcanzado el objetivo, se le pinta el otro ojo como agradecimiento y para festejar, porque ha de ser gratificante el momento de confirmar que todo nuestro trabajo ha rendido frutos.

seguir leyendo

Anuncios

Año Nuevo se dice Oshōgatsu

A modo de agenda, de ayuda memoria, o simplemente para seguir viajando (aunque más no sea desde mi casa) voy a iniciar una nueva sección en el blog en la que dejaré asentados los lugares de Japón que me gustaría visitar algún día, las cosas que todavía tengo pendientes de hacer, los momentos con los que sueño. Y para inaugurar la sección, vamos a imaginar un Japón invernal.

Cuando uno piensa en el invierno japonés, suele pensar en Sapporo, las esculturas de hielo, los festivales de nieve. Hay varios festivales de invierno en el norte de Japón a los que me gustaría asistir.

Pero hay otro momento invernal tan fascinante como ese, el que más ganas me dan a mí de vivir: el Oshōgatsu, o Año Nuevo japonés.

seguir leyendo

Cinco tradiciones para seguir en Japón

Japón, como es de esperarse de un país con tantos siglos de historia, tiene muchas tradiciones. Algunas se remontan a épocas muy remotas. Dependiendo de la época del año, se destacan unas u otras. Algunas, por el contrario, se practican durante todo el año. Sigue una breve lista, mi pequeño recorte arbitrario, de tradiciones que uno puede experimentar en un viaje a Japón.

leer más

Temporada de paraguas

En Japón el verano es plena temporada de lluvias. Así como un día te despertás con un sol radiante, al día siguiente te llueve sin parar. Pero haya sol o llueva, no importa, lo que siempre se ve en la calle son paraguas.

b 64. 14jul. Kyoto-Santuario Heian

Los días de sol se ven sombrillas de todos los colores, algunas con bordados o con voladitos. El set femenino para protegerse del sol consiste en sombrilla y guantes sin dedos, que cubren hasta el codo. De solo verlo ya da calor. También se ven muchos sombreros de esterilla.

leer más